Confidencias Con La Luna

“Hasta que la luna deje de existir,
entonces dejaré de amarte.”

Frases, momentos,
a tiempo y a destiempo,
combinados con dolor y llanto,
con alegrías… Secretos.
Te abracé con los brazos del pensamiento,
y me acurruqué entre tus rayos tiernos.
Luna bella.

Deslumbrante la noche con tu belleza,
suspiraste un cielo lleno de estrellas.
Y enamoraste a la noche con caricias de ternura, siempre radiante
y a veces herida.

Confidente del mozo caminante,
que viaja los senderos sin destino.
Paño de lágrimas que al concluir la noche,
lucen plateadas y brillan serenas.

Reflejos cristalinos en el fondo de ese río de lágrimas,
la noche, su mirada trasparente.
La fortaleza de sus ramas,
la vida que la noche reclama.
Luna llena…
Llena de esperas camufladas.

Fuiste el marco dibujado perfecto,
de las noches oscuras de melancolía.
Solidaria amiga que muchas veces,
echaste fuera, la soledad de mi vida.

La luna confidente y amiga,
tan cercana a tu mirada.
Sueño conquistado
Besos en la madrugada… ¡Tú!

Como no recordar aquellas madrugadas,
cuando en mi ventana esperaba.
Anhelante por un dulce beso,
que siempre de mi se ocultaba.

No hay noche ni secretos,
no hay camino para huidas.
Quisiste un beso, y te bese el alma,
quisiste un abrazo y estruje tu corazón.
La claridad no oculta las intenciones, solo siente mi presencia.

Eras tan linda en las noches de octubre,
y tu esencia sigue tan intacta.
Lumbrera hermosa… Eterna confidente.
¡Cuántos secretos guardas!
De corazones presentes y ausentes,
deseosos de ser escuchados.

En las noches de verano,
Idílico abrazo entre amantes.
Siempre promesa y desafío,
imperdurable en el tiempo.
Retoño de tus nítidos rayos,
Luna imperecedera.
¿Si supieras cuánto te amo?

¡Cuántas promesas de amor!
En tus hilos de plata se tejen.
¡Cuántos suspiros y sueños!
Con tus nítidos rayos envuelves.

Y no resisto, al mirarla luminosa,
a través de mi ventana.
Sigo teniendo… Confidencias Con La Luna,
cada vez que me consume la nostalgia.

© María Luisa Blanco & Esperanza E. Vargas

Anuncios

Eres Mi Luz

Hay un desierto oscuro,
en el sendero mismo de mi vida.
Sombras que van camuflando
caminos que los vientos borraron.
¿Cómo definir mis pasos sin un guía?
¿Cómo… Sin dar tumbos en los pozos
que las tormentas han formado?

¿Cómo caminar por las estrechas veredas,
donde la nieve hiela un sentimiento?
¿Mientras agoniza algún pensamiento cierto,
que viaja sigiloso por la locura?
Escarcha en mis ojos donde llora la tristeza.

Y he caído tantas veces
dentro de la ignorancia de esa geografía.
Que me hace ver ilusiones
dentro del cansancio y el hambre.
Cansancio de la realidad que asiste
mis días en inframundo.
Hambre de justicia y de cariño
que no sea falso.

El inframundo donde la nada te oculta,
borra tus huellas y olvida tu nombre.
Y el amor zozobra en algún pensamiento,
donde la injusticia te arranca la piel,
insistentemente.

Y el sol que va ocultándose,
tal vez le avergüenza tanto como a mi.
Mirar el entorno tan maltratado,
y el corazón tan incomprendido.

Y un rayo queriendo alumbrar mis ojos,
en la tierna mirada de la soledad.
Aún florecen árboles semidesnudos,
aún brilla nítidamente la luz de la vida.
Aunque se agarre con fuerza al tiempo de las mentiras.

Y sobre la copa de un árbol
tímido me ha dejado un rayo de luz.
Ese que brilla tanto como una estrella,
que acaricia mi oscuridad.
Eres mi luz cuando todo oscurece,
cuando la soledad mi alma estremece.
En este árido desierto de impunidad,
de desolación de falta de amor.

Y siento como éste frio devora mi corazón,
como la luz derrite mis venas.
Cuando una mirada cristaliza la ausencia,
en este paisaje tan bello como desolador.
Como si la vida fuera ese instante maldito,
Mirándose en la tenue luz de la nada.

© María Luisa Blanco & Esperanza E. Vargas

Bajo El Ala Del Sombrero

Bajo el ala del sombrero,
vive su mirada inquieta.
Su mirada que se esconde,
de la vana inconsciencia.

Se ha cansado de llorar,
y se ha puesto los zapatos.
Presurosa a la calle sale,
con su bolso bajo el brazo.

Alguien le robó la sonrisa,
alguien le regaló un costal de injusticias.
Y se ha cansado de la vida,
de todo lo que le rodea y conspira.

Refugia su corazón marchito,
en el divino ser que le dio la existencia.
Odia tanto la hipocresía,
y odia las banalidades.

Y sale a la calle a buscar no se qué,
y no se a quién.
Lo cierto es que va decidida
y nadie le podrá detener.

Bajo el ala del sombrero,
ha camuflado el sentimiento.
Su lucha diaria por la vida
y también su sufrimiento.

Logró salir a la calle,
aunque las lágrimas,
como ríos brotaban.
Aunque no hubo quien
le dirigiese un saludo
por su apariencia
osca y callada.

Mujer de pocos amigos,
algunas voces se escuchaban.
Lanzando críticas y burlas,
le han llamado loca.
De estúpida arrogancia.

Ella sigue su camino,
ya nada le detendrá.
Escribirá miles versos en su locura
y en su dolor,
En su cordura y su esperanza,
lanzará sus penas al viento.
Lanzará su dolor al mar.
Aunque todos se rían y murmuren,
lo que nunca comprenderán.

© Esperanza E. Vargas

Nota del Autor:
(No soy feminista. Pero sí creo como la Biblia dice que todos los seres humanos somos de igual valor a los ojos de Dios.
Y como es así. Entonces nadie tiene el derecho de menospreciar a nadie.
Porque cada cosa que hacemos en contra de algún semejante, se revertirá sin duda.
Y quizás en una porción tan grande que no podremos aguantarla).
Cualquier parecido con la realidad… Es mera coincidencia.

 

Lluvia De Corazones

lluvia de corazones.jpg

Camina despacio
el galante caballero,
por senderos
que la vida le regaló.
El lleva su mirar
azul y enamorado,
es transparente
y dulce su corazón.

Sonríe… Y se ilumina el mundo,
y va regalando miradas cristalinas.
Miradas azules como el mar,
donde miles de gaviotas danzan.

En su mano, lleva un paraguas,
que le regala elegancia
y personalidad.
Deteniendo
la Lluvia De Corazones.
A saber… ¿Cuantos conquistará?

Su porte de fina estampa,
alinea los pasos que bien calcula.
Y lleva en su solapa una rosa,
y en sus labios un beso disimula.

Sonríe… Y la luna aparece
en las noches de octubre, otoñales.
Se viste su rostro de rayos plateados,
de sueños de colores brillantes.

Bajo una Lluvia De Corazones,
que danzan al compás de dulces notas.
Hermoso caballero de porte elegante,
de mirada turquesa como el vasto mar, de olas inquietas y danzantes gaviotas.
Que a diario palpita en mi….
Un corazón muy andariego y loco.
Pero un corazón muy mío.

© Esperanza E. Vargas

 


 

La Flor A Un Lado Del Camino

Estuve allí…
Caminante del camino,
con toda la belleza
que Dios me regaló.
Y pasaste de largo,
de prisa a tu destino,
tus ojos distraídos
no posaron en la flor.

Estuve allí…
Tan cerca del camino
Obviando tu belleza altiva,
viendo como pasaban a tu lado
esos pasos sin destino.
En la soledad de tu espera.

Y llovió ligero y con tormentas,
y el viento sin piedad me dobló.
Más cuando la tormenta se fue,
y el viento cesó,
me levanté de nuevo con fuerza
mirando al sol.

Y llovió cual rocío sobre mis pétalos,
Blancos de pureza, bellos y ajados.
Y se cubrió de noche
el centro de tu corazón
Reluciente como el sol
!Y miraste al cielo con dolor!.

Y volviste a la tarde caminante,
con la mirada triste y solitaria.
Empañaron las lágrimas tus ojos,
tu espalda encorvada y dolorida,
que me miraras no permitió.

Caminante desdichado,
caminas lento y absorto,
Perdiéndote la belleza del camino.
¡Aquí estoy! Esperando una mirada
Para responder tus preguntas
del Sí… o No
Mientras arrancas mis pétalos
Con tu imaginación.

Y el tiempo pasó… Y mis pétalos
fueron marchitando con el otoño.
Tus pasos ya no volví a escuchar,
el invierno llegó y quedaste en el olvido, bajo un sepulcro tan frío.

Y llego el otoño,
con sus colores tristes
Entre el frío de unas lágrimas
Y te olvidaste que esperaba
con amor una mirada.
Y desfallezco en tus pasos.

Entonces se escucharon voces…
¡Busquemos la flor
a un lado del camino!
Para adornar esta tumba tan triste.
¡La flor esta muerta!
Se escuchó un grito.
Ella murió de soledad…
Pero tú… Nunca lo supiste.

Y llegó el invierno, y me cubrí de escarcha.
Se helaron mis labios blancos,
mi tallo verde y oscuro.
¡Tengo frío en esta espera!
No vendrás a por mi… Llegas tarde.
Ya duermo a oscuras en ese rincón,
donde yace tu corazón. Oí
Y mis lágrimas…¡como si la tristeza!
Uniera nuestros pasos… En el camino del adiós.

© María Luisa Blanco & Esperanza E. Vargas

10 Comentarios

 

El Amor Que Nunca Fue Mío

Cuantas veces busqué tu rostro
y tus manos,
para darte lo mejor de mi vida.
Para bañar tu corazón de besos,
y regalarte mi tiempo y sonrisas.

Cuantas veces desee..
Unas palabras de amor,
Un cariño cierto, atado a una ilusión.
Cuantos besos perdidos,
me hicieron perder la razón.
Rompiendo a pedacitos mi corazón.

Cuantas veces corrí a encontrarte,
al divisar de lejos que venías.
Pero la ruta de tus pasos era otra,
jamás te importó nada de lo que yo te ofrecía.

Borroso se quedó el horizonte,
en una espera desesperada.
Tus pasos no caminaban a mi lado,
huías rechazando mi amor.

De mi alma brotaba la fuente
de un amor grande y desmedido.
De mis labios salían Te Quieros,
difuminados en el tiempo y el olvido.
Y mis ojos… Cual río sin cauce,
lloraron lágrimas infinitas,llenándolos de tristeza.
Y mi boca quedó sellada,
dejó de pronunciar tu nombre.
Mientras mis besos… Morían
asfixiando un te quiero para ti.

De ti…
Solo me importaba tu cariño,
una palabra que marcara mi destino.
Pero tus ojos nunca me vieron,
y yo mendigaba…
El Amor Que Nunca Fue Mío.

Nunca fue mío… ¡Y nunca lo será!
Hay corazones tan vacíos,
que no saben amar.
Destinos rotos y prohibidos,
llenos de soledad.
Y tu fuiste incapaz de darme un poquito de tu amor.

Sigue tu ruta…
Corazón de mármol tan fino.
Jamás volveré a rogarte,
la pena nunca ha valido.
Mis lágrimas…
Fueron a lo profundo del mar,
les até una piedra de molino.
Para que no surjan nunca más,
aquí se cierra este ciclo.

Sigue tu camino…
Ya mi corazón ciego no te reconoce,
ya no palpita ni suplica,
por lo que nunca tendrá.
He cerrando el circulo
de este tiempo gris,
Extrañarás el amor…
¡Que ya nunca tendrás!
Cierro mis ojos…Y desapareces,
igual como la espuma del mar.

© Esperanza E. Vargas & María Luisa Blanco

6 Comentarios

Sabiduría

sabiduria.jpg

Las páginas esconden códigos,
en cada letra y cada palabra escrita.
Códigos a veces indescifrables,
inaccesibles al saber.

Son códigos que guarda el corazón,
bajo estricta llave de combinación.
Secretos que con cautela han sido guardados,
para quien sepa descifrarlos.

Hay códigos divinos que no son
para cualquiera.
Y tienen una llave maestra,
que la sabiduría de arriba revela.
Y para lograr obtenerla,
solo requiere humildad.
Saber pedir, y comprender
que tesoros grandes descubrirás.

Que esos tesoros son de un valor infinito,
que requiere no seamos engreídos.
Y pensar que por sí solos,
la hemos adquirido.

Porque provienen de una fuente,
inagotable, y simplemente… Esa es la llave.
La carta escrita, el libro que dieron por olvidado.
Las páginas que se abren como alas,
y nos descubren las verdades.
Pero también las mentiras.

Esta clase de sabiduría,
tiene códigos sensibles a la maldad.
Y es capaz de escudriñarnos el alma,
y poner en evidencia lo que está
donde simplemente no debe estar.

Dejémonos enseñar…
Y aprendamos a valorar el conocimiento.
Escudriñemos hasta encontrar
esos códigos que están bajo llave.
La única llave que existe,
se llama… ¡Sabiduría! Pero no la del mundo.

© Esperanza E. Vargas

 

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Lo irremediable

Cine. Filosofía. Fotografía. Literatura. Música. Pintura--Pensamiento rizomático. Nada hay fuera del texto

Loedar

Espérame en el Cielo donde las mariposas vuelan al Son de una guitarra.

~Forever Aileen~

~El Lenguaje Oculto, en el Arte de las Imágenes...~

Antonella Lallo

Lucania la mia ragione di vita

Palabras con Alma

SOLO EL AMOR VENCERÁ

Diccineario

Cine y palabras

SOPETRÁN EN COLOMBIA

Su Virgen, sus gentes, sus fiestas, sus costumbres... (Foto proporcionada por Gustavo Bustamante)

La Octava Arte Contemporáneo

El Arte es la expresión mas pura del alma

D. H. Dupin

Versos, relatos, canciones, en cuestión, palabras para ti...

El sitio de las rimas

Un lugar para la poesía...

Poesíainstante

Personal e íntimo

YO BIZARRA

Letras que viajan desde mis ojos hasta mis manos

Carmiña Carmela

La vida me ha enseñado que siempre hay que ir con la cabeza bien alta y contra viento y marea.

(Metanoia)

Fan of GOD - WordPress.com

El desvan

Portal donde las citas, dichos y frases tienen un sitio privilegiado en el desvan de las palabras porque todo tiene un sentido y un significado...

noaladomesticacionguayaquil

Un espacio para elevar conciencias

Cooperación con Alegría

"If the major determinants of health are social, so must be the remedies" Michael Marmot

Sally Cortés

"Érase una vez una gitana, que escribía historias de amor"

Solo para ti

Angeles Loera

Velehay

Todo aquello que sale de mi mente con buenos propositos

Etiliyle © -poetry and photography ™

Etiliyle © - la poesia in una fotografia ™

Discover

A daily selection of the best content published on WordPress, collected for you by humans who love to read.

BLOG DE THEMIS...

TE INVITO A EXPLORAR JUNTO CONMIGO...

Antes y a partir de él...

Un poco de mi... lo que muy pocos saben y lo que casi nadie se imagina!!

Opinión y actualidad

Opinión sobre noticias y asuntos de actualidad

Un gato mas en la ciudad

To bit or not to bit

MiddleMe

Becoming Unstuck

lusalo14

¡Pensando, Sintiendo, y Viviendo!

Alicia Adam

Estás en cada hoja que leo y cada letra que escribo

Mundo libre

La poesía es la casa del ser.

Science is our Home

Science, Astronomy and Words

Niebla

"Los hombres no sucumbimos a las grandes penas ni a las grandes alegrías, y es porque esas penas y esas alegrías vienen embozadas en una inmensa niebla de pequeños incidentes. Y la vida es esto, la niebla."

jecallejosus

Jesús Callejo compartir opiniones de libros y escritos - jecallejosus

Vestio Alonieco

Bestasalvaxe

Lunero Pisciano

Diario de mis tramas narrativas

El blog de Julio Alejandre

Blog de Julio Alejandre, autor de obras como Seis mil lunas o Reporte de una boda y un entierro.

A %d blogueros les gusta esto: