Sin Fecha De Vencimiento

Las cosas de valor quedan siempre guardadas en el corazón.

Amigas como tú. Permanecen siempre sin importar que tormentas azoten nuestra vida.

Sabemos y confiamos que siempre encontraremos donde resguardarnos de esas inclemencias del tiempo y de la vida.

Nunca olvides que cuentas conmigo. Y que nuestra amistad es uno de esos tesoros del baúl de nuestro corazón.

Hay que abrir ese baúl y mirar que contamos con lo mejor.

Y podemos recurrir a ello. Siempre. Pues siempre tiene los brazos abiertos para nosotros.

Y así nos damos cuenta. Que no estamos solos. Y no tenemos ninguna razón para limitarnos de ese cariño.

Que nos mantiene el corazón cálido y protegido.

Siempre contarás con mi cariño. Mi bella amiga.

Te Quiero. Sin fecha de vencimiento.

© Esperanza E. Vargas

 

Anuncios

Tres Años Por Aquí

Recordando

Solo quiero dejar mi cariño y gratitud a todos los que han venido siguiendo este blog.

Gracias A María Luisa Blanco. Por invitarme.

Gracias Greg. Y Amigos de WordPress y Guarida en sus tres páginas. Letras, Arte, y Peques, por recibirme.

Gracias por esta bonita oportunidad de poder escribir y compartir.

No cuento números. Pero más bien cariño. El mismo que me dan cada día en sus me gusta, y comentarios. Porque más que un número lo veo como un gesto de aprecio y como una expresión de amistad.

Les expreso mi Gratitud y con sincero cariño les dejo mi abrazo.

Les dejo algo que desde niña recibí de mi padre. Y ha sido el motor que me acompaña en todos mis versos. Mi inspiración. Amor.

El amor que habita en mi y se lo doy a quien quiera recibirlo.

Un abrazo a todos.

Y mil Gracias por aguantarme todo este tiempo.

Que Dios Jehová les multiplique el cariño que me dan cada día.

Besitos a todos. Sin excepción.

¡¡¡GRACIAS!!!

© Esperanza E. Vargas

Diseño De Dios

vista.png

El universo, Diseño De Dios,
infinito de cúmulos de estrellas.
Galaxias que se mueven
en la exacta distancia una de la otra.

Cada estrella tiene su propio nombre,
y todos en la memoria de aquél
que todo creó.
No pudo surgir de la nada
tanta precisión.

Una mente inteligente,
cuyo cordel de medir ha sido exacto
en todas las cosas.

Un ser supremo capaz de construir,
desde la complejidad de una célula.
Hasta lo más intrínseco como es
nuestro universo.
Del cual somos una diminuta parte.

No creo en la evolución pero
respeto a cada uno en su forma de pensar.
Creo en la creación de un creador
Universal.

Dicen que hemos evolucionado
que descendemos del mono.
Perdón pero hay tantos en la selva,
y se conservan tal cual hasta su muerte.

El hombre imita en su avance
tecnológico,
rasgos de las cosas y criaturas
que han sido diseñadas por Dios.
Tenemos el caso de nuestro cerebro,
por más que se hagan renovaciones
a la inteligente computadora
u ordenador. Nuestro cerebro
le supera siempre.

Somos Diseño De Dios,
Jehová, creador de los cielos
y la tierra. Ocultar su nombre,
sería como avergonzarse
de quien nos da la oportunidad
de vivir.

Cada una de las cosas creadas,
fueron pensadas y diseñadas.
Pensando en nosotros que nos
llamamos humanidad.
Era tan sencillo crear mejor robots,
insensibles sin corazón.
Pero él nos hizo con amor,
semejantes a él, y por ende
con la capacidad de amar.
Sería una injusticia no reconocer,
semejante mérito.

© Esperanza E. Vargas

( Nota Del Autor)
Como he dicho antes,
respeto la forma de pensar de cada uno.
Gracias por respetar la mía.

Un abrazo con cariño.

Vuelven Las Rosas A Florecer

rosas

La belleza
se esfumaba de mis ojos,
ante la burda mala noticia.
Se oscurecían los cristales,
que empañados cegaban mis días.

Y a la esquina de mi cama
querías quedarte tú.
Mirándome en mi cama
En silencio y pretenciosa.

El monstruo desafiante,
con olor a muerte.
Debilitaba mis sentidos,
debilitaba la fuerza de vida…
Mi vida.

Y te dije… ¡Márchate!
¡No me iré todavía!
Vete por la ventana,
entre la lluvia y la noche fría.

¡No! ¡No me rendiré!
Aún no concluyen mis sueños.
Aún la esperanza sigue latiendo,
sigue clamando que viva…
¡Y viviré!

Te marcharse en silencio,
y a veces pienso en ti.
Lo que tanto miedo me daba,
Muy de cerca lo viví.

Vuelven las rosas a florecer,
y en ondas sonoras,
se escuchan los versos.
Canción del alma…
De mi alma,
que desafía el tiempo.

Y ahora ya no te temo,
no me haces sentir miedo.
Te ví y desde aquel día
comprendí,
que formas parte
de la vida.
Pero aún no de la mía.

Y el sol ha vuelto a brillar,
después de un clima tan drástico.
Que movió mis rodillas,
que a dejarse vencer se resistían.

Ahora vivo distinto,
después de mirarte de frente.
Solo las cosas buenas,
son importantes en mi mente.

Y hoy vuelven las rosas a florecer,
las sonrisas emanan en libertad.
De frente al mar agradezco
la vida, que Dios me regala,
agradezco volver a empezar.

© Cati Mercadal Sans & Esperanza E. Vargas

 

Enfrentando el Miedo

El terror nocturno, la soledad, la lluvia y el silencio. Descargaban oleajes de dolor y miedo.

Era, y sigue siendo difícil levantar el vuelo. Desplegar las alas y volar a otros horizontes, luchando fuerte, para continuar viviendo.

La vida no es igual cuando las personas amadas se han marchado. Dejando vacío el corazón y darte cuenta de todo lo que te falta.

Pero entonces coges valor, y coraje y aprendes a vivir con tu dolor a cuestas. Con una esperanza siempre tratando de no desfallecer.

Enfrentando los miedos que te asaltan. Que te paralizan y te sientes incapaz de nada.

¿Se puede? ¡Claro que se puede! Tienes que sacar desde tu interior ese coraje de vivir a pesar de las circunstancias.

Entonces puedes equilibrar el dolor, para que no rebase la cordura, y le pones una pausa.

Sigamos adelante, venciendo nuestros miedos, Salgamos a fuera a regalar sonrisas a corazones olvidados y caídos en la desesperanza.

©Esperanza E. Vargas

Abrazos amigos.

Gracias a todos los que han seguido este blog. Les dejo un cordial saludo.

Mi cariño sincero y aprecio por cada una de sus palabras en sus bellos aportes en comentarios.

Bendiciones a todos.

Bailan Las Mariposas

Sonoro el viento atrapa el vuelo de las mariposas. Que bailan alegres al compás, pintando las notas en las flores, en aromas y colores.

Dichosas bailan llevando alegría, y dando una esperanza a la vida mía.

Belleza infinita que se oculta en lo profundo de mi mirada, y brilla en una sonrisa camuflando el dolor de mi alma.

¿Quien fuera una mariposa y volar?

Y en su vuelo dejar breves notas de felicidad. Alegría que al pasar de los días se esfuma más y más.

Cuando contemplas un mundo vacío de amor y desorientado. Cuando ves que el tiempo se va y no espera.

Y en mis silencios brota una lágrima, que al instante el viento ha borrado. Para mostrarme la preciosa escena dibujando mi sonrisa.

Bailan las mariposas, en mis pupilas.

©Esperanza E. Vargas