Existe una danza de estrellas,
dentro del margen del universo.
Rojas, azules y blancas como un arcoiris brillante, cada una con su nombre bien podemos distinguir
en nuestra galaxia.
Que minuciosamente Dios colocó para nuestro deleite.

Son pequeñas lumbreras,
que a la par con la Luna
nos ofrecen luz entre la oscuridad.
Oscuridad tan necesaria,
para poder darnos cuenta
de cuál es la que brilla más.

Si comparamos amistades con estrellas, encontramos un vasto cielo lleno de ellas.

La oscuridad representa,
los cambios de circunstancias,
que muchas veces pone
a prueba
el cariño y la lealtad.

Los amigos verdaderos,
tal vez con dificultades
las superan
y se mantienen
en firme integridad.
Difuminando con su luz
y su brillo tan único y especial…
La oscuridad.

Y de esa manera tajante,
distinguimos la estrella que brilla más.

No temas la oscuridad,
cuando está vestida de estrellas
que iluminan tu vida.
No temas los cambios de circunstancias,
De esta forma descubrirás,
cual amig@ vale más.

© Esperanza E. Vargas

Cuida y valora a tus amig@s.

(Proverbios 17:17)