¡Leer Cura el Insomnio!

Mientras leía… Me fuí quedando dormidito.

¡Los libros no siempre fueron mi fuerte!

Pero mi mami me acostumbró a leerme cada noche desde antes de que naciera.
Por ley… Era dormir y soñar, entrar al mundo de los sueños y soñar que eres un Rey y que gobiernas un castillo…
Es verdad que a veces el castillo era de arena, pues al despertar se desvanecía con los vientos de la realidad.

¡Hoy no pude más!
Me he dormido leyendo…
Un hermoso cuento.

© Esperanza E. Vargas

Guarida Peques
Te invita a cultivar el hábito de leer.
Leer… Es Saber
¡Y cura el insomnio!

¿Quieres comprobar?