La noche se ha vestido de luna, el viento entre murmullos y silencios se ha puesto su mejor perfume.

Las ramas de los árboles dirigen la excelente orquesta que al natural está dispuesta.

las notas que el agua va formando, mientras las aves nocturnas acompañan con su noble cantar.

Y Cantas Guitarra afinando tus cuerdas, con un claro de luna pintado al azar.

Natural belleza envuelve el entorno que invita a entonar una leve canción.

Esa que nace desde el sentimiento más profundo de mi corazón.

Cantas Guitarra, que naces de la poesía y el arte de Dios, trazada con pinceles y hermosos colores transforman mi interior.

Cantas Guitarra, y transformas mi agonía en la hermosa y dulce melodía que viste mi noche de amor.

© Esperanza E. Vargas

Para escuchar dale a play