Me Pregunto…

¿Peluso? ¿Sigues dormido? ¿Sabes? Me encanta tu paz al dormir. Me recuerdas a mí, alguna vez dormida en el brazo fuerte de papá. La confianza y el amor que protegían a mi vida y me brindaban un entorno maravilloso, perfumado con los aromas de la primavera, del verano, del otoño y del invierno. Respirando la tranquilidad al sentir que nada me asustaba porque sabía que él estaba ahí y me cuidaba y me mimaba.

¿Peluso? ¿Me pregunto… Si sentirás igual? Y aquí frente a este mar traduzco que es así. Mientras los recuerdos van llegando a mi memoria, sin mirarte te veo en la quietud de tu sueño. Y solo se me antoja abrazarte pequeño, y demostrarte cuanto te quiero.

¿Peluso? ¿Sentiría igual papá? Se que si pudieras hablar me dirías que sí. Me Pregunto… Y me responde el silencio de un amor que llevo dentro y que habla desde el fondo de este corazón como un eco que grita… ¡Papá Te Quiero! ¿Peluso? ¿Me pregunto… Si tu corazón te grita igual? Si no lo gritas tú, que me lo grite el mar.

© Esperanza E. Vargas

Mas abajo encuentras un enlace a Guarida Peques.

Visita para encontrar más historias y cuentos infantiles.

Un saludo a todos.