Archivos

La Danza La Muerte

Placer de un momento o una necesidad. Fantasma que roba el pensamiento, en el fatídico engaño de paz.

Es La Danza De La Muerte, jadeante, sobre el humo de un cigarro. Que se adhiere a tu cuerpo lentamente, dulce sueño o pesadilla de la cual suplicas despertar tarde o temprano.

Amigos fugaces, nada personal, tan unidos y constantes solo para el mal. Y cuando gira la moneda para mostrar su otra cara, desaparecen como si de un incendio se tratara.

En letras miniatura dirá, Fumar causa cancer y a nadie le importará. Y entonces comienza la danza de la muerte, tan lenta tan suave que ni se siente.

Y contaminas tu cuerpo y el ambiente, regalo fatal a tus parientes. Jamás entenderás el daño que provocas, a la razón se ha cerrado tu mente.

© Esperanza E. Vargas

Anuncios

La Belleza Que No Se Ve

Se realza en esplendor,
dibujando un paisaje
de amor.
El amor que parece que se esconde,
pero que vive presente en cada cosa y en cada criatura que ves.
Porque ellas hablan por su silencio,
y expresan las cualidades hermosas de quién les ha dado vida.
La belleza Que aparentemente no se ve,
que parece escondida.
La belleza de un amor infinito,
que callado alza su voz y grita.
Entre los cantos de las aves, y el rugido del mar,
entre los aromas de todas las flores,
y el dulce canto de río y su caudal.
La belleza que se extiende y que nos abraza con regalos que aunque los vemos claro.
No percibimos el valor que poseen y tampoco apreciamos de quién han venido.

© Esperanza E. Vargas

Un Poco De Reflexión

Nuestra tierra…
Nuestro planeta,
es único y es especial.

Cada parte de su estructura, fue diseñado y creado para nuestro beneficio.
Nuestra Felicidad.
Las cosas que la naturaleza nos provee, son esenciales para nuestra vida.
El sol, el agua, el viento. Todos cumpliendo el propósito para lo cual fueron creados.
Cada detalle con tal precisión, que es imposible pensar surgió de la nada.

Y seguimos sin dar honor a Quién con amor hizo todas las cosas.
Y sin embargo aún así…
Él hace salir el sol para pobres y ricos por igual.
Y hace caer la lluvia y bendición para la tierra.
El regalo que no cuidamos. Que maltratamos, y aún así sigue proveyendo para nosotros el alimento diario.
Cuidemos nuestro regalo.

© Esperanza E. Vargas

Un abrazo a todos.
Niños y Grandes.

Un poco de reflexión,
un poco de hacer conciencia.

Saludos Cordiales.

Jesucristo atrajo nuestra atención a otra manifestación notable del amor de Dios, al decir: “Él [Jehová] hace salir su sol sobre inicuos y buenos y hace llover sobre justos e injustos” (Mateo 5:45).